kamagra cialis precio

sa limba sarda

Rocio Avila 11 octubre, 2007 16

playa-cerdena2.JPG

Playa en Costa Verde-Sardegna

 

postal-cagliari.jpg

Postal de Cagliari, la capital de la isla.

Hace unos días colgué un post sobre mi estancia en la Universidad de Barcelona cursando estudios de Filología Catalana. En esa etapa estudiantil conocí numerosos estudiantes de procedencia diversa, todos ellos interesados en el multilingüismo en general pero aplicados en el aprendizaje de una lengua en particular.

Entre ellos tengo un recuerdo especial hacia Carmela Piras y Esperanza Ortu, dos mujeres sardas interesadas en las lenguas española y catalana, respectivamente. Cuando las conocí apenas sabía nada de esa lengua hablada en la isla de Cerdeña (Italia), el sardo. Fué gracias a lo que ellas me enseñaron que mi interés por esa lengua arcaica cobró fuerza en mi. Hoy día las recuerdo a menudo, sobretodo cuando la presencia de la escasa vida de este idioma me amarga el corazón.


Generosas como eran, Carmela y Esperanza me invitaron a pasar una temporada en su pueblo natal, Villacidro. Allí, de forma natural, vi manifestarse esa lengua en la población más mayor -ignorantes aún de la lengua del país, el italiano– sobretodo, pero también en los jóvenes.

Tenía grandes dificultades para comunicarme con la gente del pueblo debido a mi poco conocimiento de la lengua propia de la isla. Pero poco a poco, fui aprendiendo algo de sus normas, fui interiorizando la manera sencilla de expresar los trabajos de la tierra, del ganado, etc.,… esa parcela de la vida de los pueblos sardos. Su situación entonces, hace ya más de diez años, era preocupante pero no alarmista, o al menos eso se creía. Por entonces no existían demasiadas iniciativas en pro de la lengua. Hoy la cosa ha cambiado radicalmente: el peligro ya ha llegado, el sardo está en peligro de extinción. Por eso, por mi relación con esa bella lengua, parecida en muchos rasgos al latín, le entrego hoy este homenaje, porque esa parcela de tradición y cultura que pude saborear en primera persona está más cerca que nunca de la desaparición, en este presente que aún se puede cambiar, escuchando por ejemplo canciones del grupo Tazenda, uno de los promotores principales de la difusión y promoción de la lengua.

Del sardo os continuaré escribiendo largo y tendido porque es lo mínimo que se puede hacer por él: darlo a conocer y amarlo, como hermano románico que es de las lenguas presentes en España.  

Búsquedas Relacionadas:

  • videos limba sarda